Mostrando 41–60 de 158 resultados

Marcador

CURSO DE DERECHO COMPARADO

Este curso está destinado a los estudiantes de las facultades de derecho que sienten la exigencia de encuadrar los estudios que acaban de emprender en un panorama cultural que no esté limitado a su país y que con ese fin incluyen en sus planes de carrera un estudio comparatista de carácter preparatorio.
Una disciplina de este tipo —cuya denominación más exacta es la de «sistemas jurídicos comparados»— no está prevista como obligatoria en nuestros vetustos ordenamientos didácticos y en la mayor parte de los casos ni se incluye en los planes universitarios como enseñanza optativa. A pesar de ello, la exigencia de ofrecer a los estudiantes una preparación de este tipo ha hecho que aun donde esa enseñanza no está introducida específicamente, igualmente se la imparta en un ámbito experimental, con clasificaciones más o menos tradicionales como la de «derecho privado comparado», «derecho constitucional comparado» u otras.
Es obvio que esa enseñanza se dirige a estudiantes que comienzan la carrera (o sea que están en el primero o en el segundo curso) y por lo tanto al redactar este libro traté de utilizar un lenguaje lo más simple posible explicando en las notas, cuando esto no surja del texto, el significado de los términos técnicos empleados y aportando además informaciones sumarias sobre los acontecimientos históricos que se van mencionando en la exposición.
ALESSANDRO PIZZORUSSO

DERECHO Y POLÍTICA

La tarea fundamental de un orden jurídico es la de indicarnos, en caso de colisión de dos acciones, cuál de ellas debe prevalecer. El orden jurídico protege la acción por él permitida y obliga la omisión de aquellas acciones que están excluidas por el derecho. Para poder lograr este objetivo, el derecho crea instituciones jurídicas y para poder ejercer una coacción jurídica organiza el poder. La estructura más importante, que representa al poder organizado, es el Estado. En la medida en que el Estado tiene por objeto ejercer la coacción jurídica, es una institución jurídica. Pero el estado es algo más, no es solamente eso. Es poder organizado y, en este sentido, objeto de la sociología y está sometido a condiciones que son investigadas por la sociología. En tanto estructura de poder está enfrentado con otros Estados —se encuentra en la situación de una posible amenaza por parte de otros Estados, y esta amenaza es lo que le impide dedicarse totalmente a su función interna y ser exclusivamente una institución jurídica para el ejercicio de la coacción legal. Enfocado desde el punto de vista de su función central con respecto al grupo de personas que en él viven, la estructura de poder del Estado está hipertrofiada. Constituye un gran progreso del estado, que llamamos “Estado de Derecho”, el que haya paralizado la hipertrofia del poder en el ámbito interno.
Jürgen von Kempski

INTERPRETACIÓN, LA

En el curso de nuestras reflexiones han aparecido testimonios suficientes a favor de la necesidad y de la ubicuidad de un recurso judicial a criterios de justicia compatibles con el sistema, un recurso que está libre de apelar tanto a dogmas supuestamente irrefutables como a un desenvolvimiento histórico del contenido del precepto hipotéticamente legitimado por el espíritu de la época. Este punto de vista crítico respecto al enjuiciamiento de la rectitud de una concepción jurídica se fundamenta en la situación mediadora, entre la norma y el conflicto social, de quien aplica el Derecho.
El intérprete tiene que hallar el Derecho con la ayuda de modelos de orden, que no son comprensibles como mandatos, sino como encargos de actualización de un fin normativo, sobre todo de un fin normativo que puede estar previamente vinculado a, e incluido en, un sinnúmero de otras referencias regulativas actuales. Con este significado, el objeto propio de los esfuerzos interpretativos lo constituye una ratio legis, que quien aplica el Derecho no solo «comprende mejor» que el legislador histórico, sino que además solo ella hace racional y comprensible en absoluto el contenido histórico de la norma.
Josef Esser

LA MENTE INFINITA

LA MENTE INFINITA

El contenido de este ámbito universal es una guía para la humanidad, apartado de literaturas farsantes, de caracteres comerciales. Una vez asimilado, el lector percibirá que este libro es único en su género, al exponer la verdad, no como los hombres suelen entenderla habitualmente, sino en el sentido de que dicho término describe una realidad inmutable y absoluta, esto es, la naturaleza del único y solo ser eterno, existente por sí mismo, fuera de conceptos teológicos, filosóficos y científicos ficticios, que nos han sido inculcados. Si usted, lector, ya sea a nivel particular, o como miembro de alguna institución a cargo de la impartición de conocimientos sobre lo universal, acepta y divulga este libro, será precursor de una generación libre de prejuicios que siguen fomentando la estupidez humana hacia devastadores destinos. De igual manera, será privilegiado de poseer por primera vez en su mente, este conocimiento unificado para todos los hombres, tesoro invaluable para la humanidad, que aún dedica incesables indagaciones infructíferas para conocer la verdad

EL SUEÑO DE DANTE

EL SUEÑO DE DANTE

Las tres etapas de la Divina Comedia: Infierno, Purgatorio y Cielo expresado en nueve círculos, siete puertas y tres espejos, respectivamente. El Infierno recoge, reducido y simplificado, el imaginario propio de Dante. En el Purgatorio se aporta la incorporación, además de lo humano, la posibilidad de que el perdón y la redención también la viven otros seres vivos colaboradores del hombre. En el Cielo mediante tres espejos se le hace reconocerse a sí mismo a Dante.

Marcador

PROTESTA -FILOSOFÍA EN LA CALLE VOL.1

El pragmatismo imperante en las tecnificadas sociedades actuales, y que no cesa en su avance, ha logrado abrir una enorme brecha entre la reflexión y la praxis humana. Muy lejos queda ya la unión de ambos elementos en el seno de sociedades como las antiguas polis griegas, en las que la filosofía irradiaba su luz sobre la práctica de todo ciudadano. Hoy, por el contrario, la disciplina vive, en gran medida, recluida en el academicismo; lugar en el que entendemos que debe desarrollarse y transmitirse, pero al que en ningún caso debe limitarse. El pensamiento crítico es necesario en todos los ámbitos de cualquier cultura que pretenda construirse a partir de una colectividad de personas autónomas, o como le gustaba decir a Kant, de aquellas que han alcanzado la mayoría de edad. La serie de publicaciones que la asociación Filosofía en la Ca-lle inaugura con este volumen aspira a aportar su grano de are-na en la consecución de este objetivo. El despliegue político, estético y científico del mundo que habitamos necesita más que nunca una vuelta a la razón más sesuda. Detenernos en los problemas que nos irrumpen en lugar de despacharlos con la avidez de una humanidad cuya razón instrumentalizada le hace navegar hacia una existencia cada vez más vacía. La filosofía debe dar cuenta e intervenir en todos los frentes donde el ser humano se la juega; y eso pasa por volver a la calle.

PERMANECER

PERMANECER

Esta época se entrega a la velocidad, al cambio, a hacer más y más, más y más deprisa. No sabemos con claridad hacia dónde vamos, cuál es el destino de ese «progreso»; pero tenemos que seguir corriendo. Solo que correr también significa alejarse, dejar los recuerdos, el hogar, para ir… ¿adónde? Xavier-François Bellamy nos presenta un elogio de la permanencia exponiendo las consecuencias de dejarse arrastrar por una sociedad acelerada. Mientras recorre con agilidad la historia que nos ha llevado hasta aquí, Bellamy nos anima a detenernos, a disfrutar de los lazos que han construido una cultura y una civilización. Sin renegar de los beneficios de la revolución técnica, señala lo que parece que se nos ha olvidado: los fundamentos que nos permiten habitar el mundo. «Hay un secreto lazo entre la lentitud y el recuerdo, entre la velocidad y el olvido», escribe Milan Kundera. Y la morada, poderosa metáfora, es el lugar donde la humanidad se manifiesta creando poco a poco espacios habitables en los que palpita un mundo interior. Este libro contiene una necesaria llamada de atención ante la loca voluntad colectiva de entregarse a la fascinación por la rapidez y la novedad. ¿Seremos capaces de recuperar las riendas de nuestro destino común?

LA CONFIANZA

LA CONFIANZA

Nunca como hoy, riesgo y confianza han estado tan presentes. El modelo de relaciones humanas que hemos establecido durante miles de años ha perseguido espacios que nos otorguen seguridad, certidumbre, garantía, credibilidad, lealtad, fidelidad y confiabilidad. Para conseguir esta mejora evolutiva de tranquilidad y bienestar social, nuestro cerebro ha ido dosificando la fascinante oxitocina; la hormona cómplice de nuestras relaciones amorosas, pero también de la empatía, el altruismo, la generosidad o la compasión. Un neurotransmisor que nos invita a estrechar vínculos con otras personas y establecer lazos de colaboración, implicado en cada una de nuestras emociones, en nuestra capacidad para aprender y para recordar. La oxitocina es la fábrica de la confianza. Este libro invita a reflexionar sobre la innegable preeminencia de la confianza en nuestro desarrollo social y su incalculable valor científico, económico, político o comercial, mostrándonos el interés actual de todos por hacerse con su dominio. Sin confianza no hay expectativas, sin expectativas no hay proyecto y sin proyecto no hay futuro.

ORDEN CULTURAL VERSUS ORDEN DIGITAL

ORDEN CULTURAL VERSUS ORDEN DIGITAL

El Orden Cultural, que tiene su origen en el Neolítico, representaría el gran logro de la razón y del Hombre. Con el advenimiento del Orden Digital, regido por el principio de la Máquina, el Orden Cultural culmina su existencia y entra en su fase terminal: un proceso acelerado de desintegración que parece amenazar con exterminar la totalidad del planeta cuando, en realidad, no es más que el fin del mismo Orden Cultural. ORDEN CULTURAL versus ORDEN DIGITAL está concebido como una guía de los desplazamientos que se están produciendo y pretende explicar, en la medida de lo posible y al margen de lo políticamente correcto, qué está ocurriendo en esta etapa de transición desde un orden analógico hacia otro digital. El desplazamiento central, sobre el que giran todos los demás, sería la sustitución del Sujeto por el Objeto, provocado por la irrupción de la digitalización. Un fenómeno que nos conduce a la pérdida de toda trascendencia y, por tanto, a la exterminación del Hombre. Todo aquello que ha definido al Orden Cultural y que sería como la obra excepcional del Hombre, queda sometido a la regla de su extinción. Lo que estamos contemplando, pues, no son más que las convulsiones que está provocando ese desplazamiento en los ámbitos de lo económico, de la política, de la sexualidad, de la educación y que remiten al relato de las múltiples resistencias para desaparecer. El Orden Digital, sin embargo, no es aquello que pretende acabar con el Orden Cultural. El Orden Digital discurre en paralelo y tiene sus propios fundamentos. La conversión de toda la «realidad» analógica en bits (en información pura), susceptible de ser utilizada con algoritmos y, por tanto, de circular en la red (técnicas de información y comunicación), sería el principio estructurador de la máquina. Su irrupción en nuestra existencia tiene consecuencias imprevisibles porque, entre otras cosas, cuestiona el mismo futuro de nuestra existencia.

Marcador

FILOSOFÍA ANALÍTICA

La vocación de filósofo la siente con más fuerza quien plantea preguntas radicales. El filósofo no pregunta de dónde viene el calor que hoy tenemos, sino de dónde viene, en última instancia, el calor; no pregunta para qué elijo ser zapatero y no sastre, sino para qué elijo una profesión, y si lo hago para poder vivir, entonces pregunta para qué vivo; no pregunta cómo sé que lloverá sino cómo sé que hay nubes en el cielo, cuando yo simplemente veo que están allí; no pregunta si he entendido las insinuaciones del cabaretista, sino cómo puedo comprender lo que quiere decir el guarda de tren que se dirige a mí y me dice: “su pasaje, por favor”, o lo que quiere decir mi vecino con las palabras “buenos días”.
Los filósofos que no encuentran una última causa pueden dudar de que algo suceda en realidad; si no encuentran ningún sentido de la vida, dicen con ligereza que aquélla carece de sentido; si no pueden justificar nuestro saber, sostienen entonces que no sabemos nada; si no encuentran ningún puente entre el lenguaje, el mundo y el espíritu, dudan de que los hombres puedan lograr algún tipo de comprensión recíproca.
Eike von Savigny

ANTROPOLOGÍA Y EL DERECHO, LA

Propónese este libro demostrar que, en tesis general, el Derecho puede y debe recibir cierto grado de orientación científica, y que la Antropología es la ciencia que responde con mayor precisión a las exigencias científicas del Derecho. He aquí una verdad que creemos debió ser presentida largo tiempo antes de formulada, y que ha comenzado a tener aplicación en nuestros días. No es, sin embargo, reconocida todavía en toda su amplitud: su aplicación corre peligro de ser trastornada a la vez que demorada. Importa, por consiguiente, buscar una demostración definitiva e inmune a todas las objeciones que implica actualmente la comprehensión imperfecta de las relaciones a establecer.
Es tan evidente la necesidad de estas relaciones, que, a ser mayor el progreso de la Antropología, ella aparecería claramente a los ojos de todos sin precisar ninguna otra intervención. Mas, la Antropología, en vías de organizarse hoy como una ciencia distinta, es generalmente comprendida en una acepción tan incompleta y reducida, que su inmenso alcance práctico pasa casi totalmente desapercibido.
Léonce Manouvrier

LA FÍSICA DEL ESPÍRITU

LA FÍSICA DEL ESPÍRITU

Te ruego, quién quiera que seas el que tiene en sus manos este libro, que te abstengas de leerlo o de dar noticia de su existencia a quien no esté firmemente determinado a conocer lo que es la vida. No quiero que los vocingleros, los aduladores, los chismosos, los incrédulos, los letrados, los curiosos o los simples paseantes por ella lleguen a saber de su existencia, porque nunca fue mi intención escribirlo para ellos. No tendría sentido. Sin embargo, este texto será de gran inspiración para otro tipo de gente: las buenas personas predispuestas a descubrir los misterios de su presencia en esta vida (Anónimo inglés, siglo XIV). Si eres una de ellas, de las deseosas de la verdadera cultura, aquí tienes la oportunidad de sumergirte en un interesantísimo y olvidado mundo a través de una lectura original, reflexiva, curiosa y ágil. Incógnitas de la vida y de la humanidad son nuevamente desveladas para traspasar el imperio de los sentidos y poder recuperar e impulsar un conocimiento ancestral perdido en los últimos siglos. Este es un libro que nos despierta para transportarnos a nuestra realidad.

Marcador

LA VENTAJA DE MIRAR INSISTENTEMENTE UNA LATA DE SOPA

«Warhol me obligaba a hacer un ejercicio que me rescataba, me recuperaba de los efectos más nocivos de la digitalización. La lata de sopa Campbell se convertía en una especie de corrección de la mirada del homo videns: el hombre al que el abuso de la pantalla ha mutado antropológicamente, el hombre que mira y ya no ve». Partiendo de la contemplación de la obra del famosísimo artista neoyorquino en una reciente exposición, el periodista Fernando de Haro sugiere al lector un acercamiento al mundo en que vivimos, del que casi no comprendemos nada, y en el que las viejas leyes y automatismos que servían para explicarlo casi todo van desapareciendo. De Haro aborda temas que han ido acompañándole durante su actividad profesional, como las crisis económicas recientes, el cristianismo, la democracia y la cultura, siempre en el tono de quien se reconoce humilde ante el conocimiento, permitiendo que la curiosidad del lector se dispare ante la necesidad de mirar para comprender.

NOSTALGIA DEL PENSAMIENTO

NOSTALGIA DEL PENSAMIENTO

Está claro que si entendemos por soberanía el poder para actuar con autoridad exclusiva en el interior de un espacio físico delimitado jurídicamente, el anhelo de la misma solo puede entenderse en clave de nostalgia. Porque no es el caso que en una época de irreversible globalización como la nuestra tanto los viejos buenos tiempos del bienestarismo y la solidaridad de clase, añorados por la izquierda, como los de la comunidad étnicamente homogénea y moralmente ordenada, echados en falta por la derecha, tengan el menor viso de volver a materializarse. En el presente libro se despliega una brillante reflexión acerca de las razones por las que nos hemos ido convenciendo de que no queda futuro alguno que aguardar y, como consecuencia de ello, hemos ido volviendo la mirada hacia pasados completamente idealizados. No hay duda de que ha conseguido prender entre amplios sectores de la ciudadanía lo que el autor denomina una “mitologización retrospectiva” en toda regla. La incertidumbre en la que vivimos, especialmente tras la gran crisis del 2008, no ha sido solo fuente de perplejidad teórica, sino que está teniendo unos efectos prácticos bien visibles. Ha generado una notable desconfianza hacia gobiernos y elites en general, extendiéndose como una mancha de aceite el miedo hacia la deriva que puede tomar nuestra sociedad. Es así como los viejos principios del liberalismo político (división de poderes, limitación del gobierno popular, libertad de expresión, etc.), que antaño venían asociados a una estable prosperidad en todos los órdenes, han pasado a ser vistos como causantes de buena parte de nuestros males.

Marcador

EL PRESENTE DE LA FILOSOFÍA DEL DERECHO

El presente de la Filosofía del Derecho es un libro concebido para mostrar la vitalidad actual de la Filosofía Jurídica. Está escrito en la madurez de su autora, y por lo mismo huye de cualquier extremismo más propio de la juventud. Como ella misma dice, no busca una sola respuesta correcta para las preguntas que en él se formulan, ni para las posiciones que en este libro se defienden. Muy al contrario, simplemente ofrece un punto de vista personal, sobre los principales problemas que tiene planteados en la actualidad la Filosofía del Derecho. A través de sus páginas, se ofrece un relato, sobre el ser de la Filosofía del Derecho, la esencia del Derecho, y el pensamiento filosófico jurídico de los siglos XIX, XX y XXI visto con los ojos de algunos de sus principales protagonistas. También muestra un panorama de las relaciones entre el Derecho y la lógica, especialmente referidas a la interpretación, a la argumentación, y a la metodología jurídicas. Tampoco olvida la importancia del estudio de la relación del Derecho con los valores, especialmente con la justicia, que es el primero y más importante de todos ellos. Por último, reflexiona sobre la deontología profesional, estudiando de forma más concreta, las particularidades deontológicas de los principales operadores jurídicos. Los temas elegidos forman parte de algunos de los más debatidos dentro de la Filosofía del Derecho actual. Reflexionar sobre estos problemas es una labor propia de todo jurista, en realidad lo es, de todo ser humano preocupado por entender y mejorar si es posible, el mundo que le rodea. Este libro modestamente pretende ayudar en ese intento. Milagros Otero Parga, nació en Santiago de Compostela en 1960. Es doctora en Derecho (1987) por la misma Universidad. En la actualidad y desde 2011, es Catedrática de Filosofía del Derecho. Ha publicado 16 libros y 138 artículos en revistas nacionales e internacionales. Los temas a los que presta mayor atención son Axiología Jurídica, Derechos Humanos, Historia del pensamiento Jurídico, Argumentación Jurídica y Mediación. Es profesora invitada en algunas de las más prestigiosas universidades de Bue­nos Aires, Santiago de Chile, Sao Paulo y Montevideo. Asidua visitante de México ha sido conferenciante en las universidades Iberoamericana, Panamericana, Ana­huac, Intercontinental, Autónoma del Estado de México, Instituto Tecnológico de Monterrey, Universidad Judicial de Durango y Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla. Es asesora académica de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México y de la Escuela Judicial del mismo Estado. Este último orga­nismo la nombró también Magister Honoris Causa. Es académica numeraria de la Real Academia Gallega de Jurisprudencia y Legislación. Fue decana de la Facultad de Derecho de la Universidad de Santiago de Com­postela y secretaria de la Comisión de Doctorado y Tercer Ciclo de la Universidad. Tiene en su poder la Medalla de Plata de Galicia, la Insignia de Oro de la Facultad de Derecho, y la Insignia de Oro de la Universidad de Santiago.

Marcador

LA POSVERDAD O EL DOMINIO DE LO TRIVIAL

La pregunta ¿importa todavía la verdad? ha surgido con fuerza, aunque con un toque de escepticismo, en el pensamiento contemporáneo y en el agitado mundo de los medios de comunicación social. Si los debates actuales enseñan que no convenía dar por definitivamente perdida la exigencia de verdad, como se daba por sentado en la cultura posmoderna, también muestran la fragilidad de lo recuperado. ¿Hasta qué punto hay que tomar en serio esta exigencia actual de verdad? ¿Se trata de un cambio de ciclo o de un eslogan trivial? ¿Disponemos de recursos suficientes para diferenciar los distintos modos en los que se presentan la verdad y la falsedad? De todas estas cuestiones tratan los trabajos reunidos en este volumen. Recrean una conversación que acoge planteamientos diversos tanto de la tradición filosófica, como de las disciplinas afines, en los que destaca el empeño por desbrozar el camino siempre difícil de la verdad.

Marcador

LA LIBERTAD, ¿PARA QUÉ?

«La civilización, en la hora presente, no solo debe ser defendida. Le es preciso crear constantemente, porque la barbarie no para de destruir, y esa barbarie no es nunca tan peligrosa como cuando da la impresión de que también está construyendo. La desgracia mayor del mundo, en el momento en que hablo, es que nunca ha sido tan difícil como ahora el distinguir entre los constructores y los destructores, porque nunca la barbarie ha tenido unos medios tan poderosos para abusar de las decepciones y de las esperanzas de una humanidad ensangrentada, que duda de sí misma y de su futuro. Nunca el Mal ha tenido una ocasión tan propicia para fingir que lo que hace son las obras del Bien. Nunca el Diablo ha merecido tanto el nombre que ya le daba san Jerónimo, el de mono imitador de Dios».

Marcador

LA EXPERIENCIA COMÚN

En La experiencia común el jurista y filósofo italiano Giuseppe Capograssi indaga en las razones por las que «la experiencia común y la riqueza que hay en la acción, en la vida ordinaria y en las formas de la vida que parecen más exteriores, deben ser acogidas, comprendidas, valoradas y amadas». El protagonismo del individuo histórico y concreto es una constante en la obra de Capograssi. A la Filosofía del derecho sistemática abstracta de los intelectuales opone la sabiduría que procede de la experiencia común de los sujetos finitos, ya que «para conocer la verdad es preciso vivirla». Su descripción fenomenológica de la experiencia –«ese esfuerzo cargado de afirmaciones y dudas, lleno de esperanza y desaliento»– se detiene en el mundo del derecho, la moral y la religión. Son etapas de la lucha contra el mal en la que el hombre, «en vez de dejarse vencer y destruir, afirma que la vida se salvará», ya que «todo el esfuerzo que hace el sujeto para sostenerse en su impulso no es sino la íntima e indomable confianza en la promesa que la idea de la vida representa». Del Noce encuentra en la obra de Capograssi no sólo «una crítica anticipada del totalitarismo, sino la identificación del proceso moral y social que ha llevado a la sociedad caracterizada por el primado de lo económico, que prevaleció en Occidente desde los años sesenta en adelante bajo el aspecto de sociedad secularizada, cuya llegada nadie, ni católico ni marxista, podía prever. Y él lo vio».

Marcador

CREATIVIDAD ENTRE TRANSGRESION Y NORMALIZACION

La creatividad se ha convertido en una de las nociones centrales de la modernidad, cuyo sentido y expectativas se han visto radicalmente modificadas. Ha dejado de ocupar un lugar periférico, asociado al perfil del artista como transgresor, para pasar a ser una pauta normalizadora que define rutinas y hábitos sociales. Ser o no ser creativo, ser o no ser original se ha convertido en un criterio vertebrador de decisiones y acciones individuales y colectivas, pero ya no, como sostiene Andreas Reckwitz, “según el patrón de los románticos distanciados de sí mismos, sino el de los creativos volcados hacia el mundo y el del empresario de sí mismo”. Esta obra analiza los ámbitos de la sociedad concernidos por el emergente imaginario de la creatividad, a la vez que medita el alcance y el rumbo que adquiere la propia sociedad moderna. Frente a los planteamientos que abordan la creatividad como expresión ideológica de la economía neoliberal, este volumen refuerza la crítica contemporánea por la vía del enfoque cultural y en aspectos apenas transitados por la investigación científica. En él se explora la naturaleza estética y la genealogía histórica de esta noción, la dimensión cultural de una creatividad ligada a la trascendencia de las producciones sociales y a ciertos modelos de sociedad; el sentido de la creatividad como articulación inclusiva de lo imaginario y lo reflexivo; su relación con la incertidumbre, el azar o la indeterminación; los vínculos entre creatividad con la memoria histórica e individual o los modos simbólicos en que la creatividad refuerza las identidades de grupos y comunidades.

Marcador

PORQUE SOY LIBERTARIO

El filósofo Javier Sádaba nos ofrece en este breve volumen una serie de reflexiones personales, claras, agudas, atravesadas de humor e incorrección sobre los códigos intelectuales, éticos y políticos del pensamiento libertario y anarquista, para esbozar entre líneas su propuesta de socialismo libertario. Todo ello sin dejar de arrojar una mirada crítica a conceptos y realidades tan escurridizas y problemáticas, a fin de exponer sus dudas y tensiones, como las que conciernen a la libertad, la autodeterminación y el poder; a las formas de dominación, soberanía, obediencia y sumisión; a Dios, el Estado o la Nación; al papel del humor, el amor y la amistad, o a los dilemas y escollos en el terreno de la bioética y la inteligencia artificial.