QUERER A ADAM CONNOR

17,26


Que quién es Adam Connor? Divorciado recientemente, actor famoso, padre de un niño y mi nuevo vecino. Ocurre también que es un exquisito espécimen masculino y el bastardo más cabezota y exasperante con el que me he topado en mi vida.
Voy a seros muy sincera: ¿a quién de vosotras no le importaría escalar la valla para poder observarle bien? ¿No os derretiríais al verle trabajando en el jardín? ¿Tendría que hablar de esos abdominales, de ese enorme bulto en sus pantalones o de esos brazos casi pornográficos? Ah, que vosotras nunca espiaríais a nadie… Ya… Pero mientras me pensaba lo de irrumpir en su casa llevada por el deseo, él hizo que me metieran en el calabozo después de un pequeño incidente. ¡En el calabozo!
Después de ese día, solo podía pensar en cómo estrangularle y no en saltar sobre él para hacerle el amor dulcemente. ¿Qué importaba si mi cuerpo hacía algo más que echarse a temblar cuando él me susurraba al oído?
Incluso aunque Adam fuera lo más deseable del mundo, no podía enamorarme de él…, por muchas promesas que pronunciara en susurros con sus labios sobre mi piel. Yo no era una dama en apuros (me puedo salvar sola, muchas gracias), pero, muy en el fondo, sí que esperaba que Adam Connor pudiera ser el héroe de mi historia.

Categorías: , Código SKU: 9788417683795 Etiqueta: Marca:

Información adicional

Editorial

Autor

Edición

1

Encuadernación

Rústica

Formato

15 x 23

ISBN

9788417683795

Páginas

356

Colección

Idioma

Fecha Publicación

01/06/2020

Temática

Info Autor

No hay nada que me guste más que escapar de la vida real para encontrar momentos mágicos en un libro. Me encanta cómo un libro tiene el poder de hacerte olvidar tus preocupaciones y hacerte sonreír, cuando eso es lo último que tienes en la cabeza. Enamorarse de los personajes de una historia también es un extra. Si, a través de mis palabras, puedo conseguir que una sola persona sonría, entonces habré hecho bien mi trabajo.
Escribir es todo mi mundo, y no puedo imaginarme haciendo otra cosa que crear personajes y contar sus historias. ¿Sabes esas cosas simples que hacen que tu corazón explote de felicidad? Un buen libro, un perrito, abrazar a alguien a quien has echado de menos locamente… Eso es lo que a mí me provoca escribir. Y todo el enorme trabajo, todas las noches en vela, toda la ansiedad en el momento de publicar, todo merece la pena al final.