SACERDOTES, AMIGOS DEL ESPOSO

21,15

Para una visión renovada del celibato
«¿Es posible recuperar el entusiasmo de la propia vocación en las condiciones presentes, e impulsar la misión de los sacerdotes de una manera que sea humanamente viable, espiritualmente significante y pastoralmente eficaz? ¿Cómo llevar a cabo la conversión misionera que el papa Francisco encarna en su persona, por medio de la creatividad y audacia que manifiesta en medio de las dificultades y resistencias, no menores que las que se viven en el ámbito de las diócesis y parroquias?». En Sacerdotes, amigos del Esposo, el Prefecto de la Congregación para los Obispos reflexiona sobre las claves para una renovación sacerdotal en unos tiempos en los que «los escándalos, las humillaciones y el desgaste han sumido al clero en un estado de vulnerabilidad, si no de desconcierto, que se reconoce en signos de cansancio, de tensiones, e incluso de desaliento y hasta en gestos desconsiderados». En los textos que recoge el libro se abordan el sacerdocio y el celibato desde un punto de vista novedoso, pero anclado en la Tradición, resituando la doctrina del sacerdocio en un contexto eclesiológico global, «desde una perspectiva sacramental y misionera, a la luz de un horizonte trinitario y de una visión pneumatológica». Partiendo así desde una visión fundamentalmente relacional, que interpreta en clave nupcial la relación de Cristo con la Iglesia, y profundizando en las razones tradicionales de la disciplina de la Iglesia latina, el cardenal Ouellet muestra la pertinencia del celibato sacerdotal en los contextos difíciles de hoy frente a quienes no cesan de cuestionarlo y pedir su abolición.

Categorías: , Código SKU: 9788490559833 Etiqueta: Brand:

Información adicional

Editorial

Autor

Subtítulo

Para una visión renovada del celibato

Edición

1

Encuadernación

Rústica

Formato

15,5 x 22

ISBN

9788490559833

Páginas

234

Colección

Idioma

Fecha Publicación

01/10/2019

IBIC

HR

Temática

Info Autor

El cardenal Marc Ouellet nació en La Motte (Canadá) en 1944. Fue ordenado sacerdote en 1968, nombrado arzobispo de Quebec en 2002 y creado cardenal en 2003 por san Juan Pablo II. Desde 2010 es el Prefecto de la Congregación para los Obispos y Presidente de la Comisión Pontificia para América Latina. Durante años fue formador y rector en distintos seminarios.