ME GUSTA LA GENTE QUE TOCA Y NO ROMPE

12,50


Todos tenemos una imagen medio borrosa de alguien. Todos tenemos recuerdos que no olvidamos. Todos cometimos errores que no nos perdonamos. Todos sabemos que, a veces, pudimos hacerlo mejor. Todos tenemos ciertas guerras que nunca terminan. Todos tenemos manías que ya son costumbres. Todos contamos con miedos y vacíos internos que no vencemos. Todos conocemos canciones que sin sabernos la letra cantamos. Todos debemos perdones que no nos atrevemos a pedir. Todos tenemos secretos que a nadie contamos. Todos guardamos mentiras que no son piadosas. Todos conocemos gente mala, y a gente muy buena. Todos tenemos heridas que ni con el tiempo se curan. Todos queremos más, pero damos poco. Todos pensamos cosas que nunca decimos. Todos tenemos un límite y un punto débil. Todos podemos (debemos) equivocarnos y seguir aprendiendo. Todos tendríamos que atrevernos a soñar más, a cualquier edad. Todos deberíamos hacer lo que nos dé la gana, sin joder a nadie. Todos tendríamos que sufrir menos y sonreír bastante más. Todos tenemos una vida. Con un principio y con su final. Todos.

Categoría: Código SKU: 9788491942955 Etiqueta: Marca:

Información adicional

Editorial

Autor

Edición

1

Encuadernación

Rústica con solapas

Formato

15 x 21

ISBN

9788491942955

Páginas

216

Colección

Idioma

Fecha Publicación

06/04/2018

Temática

Info Autor

Fátima López (1984, Pedro Muñoz, Ciudad Real) Soy manchega; aunque por amor cambié el vino blanco de La Mancha, por el vino fino de Jerez. Un moreno se cruzó en mi camino, y desde entonces intenta hacerme reír. Estudié Agencia de Viajes, y después Geriatría; sí, todo muy normal. Realmente, ninguna me llenaba. Lo que más feliz me hace desde siempre, es escribir, sin duda. Creo que en cualquier sitio y cualquier cosa, te puedes inspirar. Siempre hay un roto para un descosido, y muchas heridas en el alma que curar. Merecemos sanar y podernos liberar. En mi cuerpo tengo seis pendientes con aspiraciones, una luna, dos estrellas y un pez a punto de naufragar. Tengo un hermano mayor que vive mirando al mar y de jóvenes tuvimos un gato durante quince años. Vengo de una familia humilde y maravillosa. Les debo todo, en realidad. Me gusta la gente que sonríe. La que no malinventa, ni chismorrea. La gente que toca y no rompe nada. Desde que me abrí cuenta en Instagram me propuse publicar mi propio libro y aquí está. Es pequeñito. Con escritos cortos, lenguaje de calle y sin maquillar. Quise que fuese una sorpresa y lo dejé envuelto en casa para que lo abriesen mis padres. Estoy esperando su llamada. Ojalá les encante. Si has leído hasta aquí y has sonreído, te puedes quedar. Nos leemos también en Instagram: @fatimalopzz