LA NIÑA QUE ESCOGIÓ SER FELIZ

13,46


Una niña alegre tiene un papá y una mamá separados. Pero no quiere pasar tiempo con su papá porque se siente mal. Le da miedo. Su papá es un gruñón que grita mucho y eso la asusta. Nadie la cree, salvo su madre y su familia materna, con quienes se siente segura y contenta. Así, a los siete años decide que no va a ir más con su papá gruñón. Decide ser siempre feliz.

Información adicional

Editorial

Autor

Edición

1

Encuadernación

Rústica con solapas

Formato

21 x 21

ISBN

9788417842949

Páginas

42

Colección

Idioma

Fecha Publicación

24/03/2020

IBIC

YXC

Temática

Info Autor

Sant Vicenç de Castellet, 1974. Nació en el seno de una familia muy humilde en dinero y muy rica en amor. Creció amada, respetada y valorada por una madre coraje que era amor puro y un padre sensible que rechazaba el mundo tal cual lo conocemos, y ese Amor la sostuvo, como ella misma afirma, en el momento en que sufrí violencia machista por parte del papá gruñón y me dio el coraje para enfrentarme a todo un sistema absurdo y machista incapaz de reconocer la violencia emocional y psicológica y su efecto devastador en el alma de quien la sufre". Su combustible es el amor ?como dice su hijo Matías? y su fuerza reside en su actitud rebelde y desobediente, que parte de la creencia firme que el mundo puede ser un lugar mejor si no se permite ningún tipo de violencia ni injusticia. Ella estudió Trabajo Social, Educación Social y Antropología "con el afán de combatir esas injusticias del propio sistema, y mi hermana Pilar, abogada, trabaja codo a codo con ella por este sueño", señala. "Juntas acompañan a mujeres a decir NO a los necios y a los profesionales del sistema que alimentan esa necedad, y lo hacemos voluntaria y gratuitamente cuando es necesario". Así crearon en 2008 la asociación DHIDES. "No somos feministas, ¡somos muy feministas!, porque no damos por válido el sistema machista, lo cuestionamos y lo enfrentamos. Sabemos firmemente que la revolución presupone este punto de partida, no seguir creyendo en instituciones violentas que normalizan las relaciones de poder dando más derechos a agresores que a personas agredidas. ¿Te atreves a decir NO tú también?", añade. "