LOS MUNDOS DE ANA HANNA: EL POBLADO DE CALIXTUS

12,45


Abuelita Beansith. Cuéntame una de tus historias que casi son verdad -Dice Ana Hanna la niña humana. Pues hace miles de años, cuando los elfos vivían en paz con los humanos hubo una niña, llamada como tu, que tenía dos amigos elfos: Lyann y Doomie con los que compartía miles de aventuras. Los elfos traviesos, sin querer, se colaron en su habitación y detrás de su cortina… – ¿Y que abuelita Beansith? ¡Cuéntame!.

Categorías: , Código SKU: 9788491602996 Etiqueta: Marca:

Información adicional

Editorial

Autor

Edición

1

Encuadernación

Cartoné

Formato

16 x 23,5

ISBN

9788491602996

Páginas

72

Colección

Idioma

Fecha Publicación

01/05/2017

Temática

Info Autor

Ana Carrascosa Jiménez Castellar (Jaén) Nací en Castellar (Jaén), dando las doce campanadas de una noche cálida del mes de abril de 1956. Cursé mis estudios de medicina, y maga de la imaginación en la ciudad de la Alhambra (Granada). Quizás fuera de la magia de esta ciudad, a la que adoro, la que me lleva a la fascinación por este mundo de fantasía. Durante 29 años ejerzo la medicina en pequeños pueblos olvidados de las sierras de Segura y Cazorla; entre ellos Santo Tomé, donde me consta dejé buena huella. Mi amor hacia estas gentes, fue galardonado por la dulzura y el agradecimiento que me profesaron, y me profesan, pasado tanto tiempo. Retirada de la medicina tras una larga lucha contra el cáncer desde los 19 años, al que hemos decir que idolatro, como algo que me da el poder del tiempo. Vivo en una casa en el campo, rodeada de olivos, de grandes amigos, y fieles enemigos que me construyen, día a día, con sus críticas más severas. Ana-Hanna, mi nieta, nace un 25 de noviembre. Cuando en Pamplona me firman mi ITV de que puedo vivir otros 3 meses más. Fue entonces cuando decido escribir una nana a mi nieta recién nacida, que más tarde se convierte en cuento y en un libro de fantasía. Mimada por la vida. Me siento amada por mi marido Ramón, mi hermana Carmen y Antonio Carrascosa, mi hermano Gregorio que vive en el país de Fantasía, mi hijo Abel y mi nieta Ana, que me inspira con su inocencia todos mis cuentos. ?Amo la vida porque me da la oportunidad de rectificar mis errores?.