NATURALEZA IGNOTA

11,54


Justo ahora, es decir, una eternidad antes desde que tú y yo vislumbramos que somos viviendo, existe quien nos imaginó haciéndolo, como si tuviéramos dos probabilidades de ser estando en la vibración, divisibles por el tiempo, que es la subasta de todas las veces. Parece obvio, pero lo cierto es que tanto encanto a nuestros pies cautivó al genio original en el éxtasis enamorado del diseño de la verdad revelada en la virginidad del lecho donde gozar descalzos. Las bocanadas del deseo besando la castidad de los poros de las sábanas las sedujeron con el erotismo erosivo de la aspiración, a medida que el tatuaje de sus huellas se excitaba creciendo a través de los pliegues, emotivamente abiertos. Y, entre nosotros, las pupilas de la alcoba del ajuar de Dios nos contaron más lágrimas que episodios de pasión, excepto las hostias para romper el encaje de la desnudez ajustable a la piel, mostrando el interior. Naturaleza ignota es el dormitorio al aire libre de la cita de la noche de bodas con el primer amor, que nos creó desprovistos del attrezzo de vestuario a propósito de entregar el cuerpo, camuflado en la divinidad de su espíritu, al misterio intangible de latir en la infinitud del abrazo dado a la gloria de la fascinación.

Categoría: Código SKU: 9788413509761 Etiqueta: Marca:

Información adicional

Peso 164,19 g
Editorial

Autor

Edición

1

Encuadernación

Rústica con solapas

Formato

15 x 21

ISBN

9788413509761

Páginas

130

Colección

Idioma

Fecha Publicación

9/6/2022

IBIC

Temática

Info Autor

Josefa María Cuevas Gutiérrez nació en la ciudad de la luz, de plata al sur de Andalucía, una tarde de domingo del verano de 1974, a principios del mes de julio, el día séptimo. La recolección de cosquillas al jugar en la geografía del asfalto conector del campo, así como el regocijo contiguo en la piel del paisaje, propiciaron benéficamente la pirueta del acople mimético entre los escenarios naturales presentes del universo y la prueba simbiótica de la experiencia física de su rúbrica en el rostro, a través del gesto de aprender captando, dentro de un viaje de ensoñación visionaria inclinado en la alfombra voladora de la inocencia, que descifra ?sin adulterar su santidad? el murmullo de la creación, latente en la vista ingenua de todo cuanto existe. Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Málaga, desde niña experimentó el placer de interpretar la vida a través de las representaciones lingüísticas del pensamiento, manifiestas en el plano expresivo de las ideas, como recurso de empatía social con el otro, que, a la vez, es uno en la suma de sus contrariedades, pues el hacedor se funda en la expectación del asombro de los propios sentidos, como si ontológicamente no le pertenecieran. Gran oyente de sí misma, taladró las propiedades analgésicas que otorga la creatividad como icono, cuando es innata al ser, a través de la fotosíntesis en el mundo. Luego, en las páginas cartilaginosas de la imaginación, con la espontaneidad del instinto del creador autodidacta, anduvo acurrucándose desnuda para sentir el silogismo inexacto que atornilla los sonidos vocálicos del vocablo de la risa a la gravedad fonética de las grafías consonánticas del fruto actualizado de las vides. Este juego con las palabras produjo la necesidad de crear el poemario Naturaleza ignota, como sesgo refinado del entretenimiento que resulta, tras la filtración, en la senda de las relaciones humanas, del alcance divergente de la confianza en lo insólito, para rogar, en detrimento de la abulia, al escenario primigenio, creado por Dios, de vida en la Tierra, su recuperable vuelta ? entre la resurrección? imaginada, de forma factible, en el paraíso prometido del principio eterno.

País Autor:

España