MATEO, CLEOPATRA Y OTROS BICHOS

14,41


En un lugar recóndito de una pequeña aldea vive Mateo, un niño al que le fascinan todas esas diminutas criaturas que habitan el prado cercano a su casa: grillos, saltamontes, tábanos, libélulas… ¡y hasta arañas! Siempre las observa con mucha atención para aprender todo lo posible sobre su naturaleza. Y así, un buen día, se topa con algo excepcional: un don para comunicarse con los bichos e incluso convertirse en ellos mediante un conjuro. Menuda responsabilidad. Pues ese gran poder mágico traerá consigo una importante misión a contrarreloj para preservar la vida de tantos y tantos buenos amigos animales. Literatura y biología se conjugan en esta divertida y didáctica fábula de respeto y amor. Una novela imprescindible para conocer más sobre los artrópodos y sobre nosotros mismos, en una aventura hacia el autoconocimiento y la gestión de emociones como vía para superar inseguridades y reforzar identidades.

Categorías: , Código SKU: 9788418876295 Etiqueta: Marca:

Información adicional

Peso 237,65 g
Editorial

Autor

Edición

1

Encuadernación

Rústica con solapas

Formato

15 x 22

ISBN

9788418876295

Páginas

152

Colección

Idioma

Fecha Publicación

03/11/2021

Temática

Info Autor

Luis Manuel Iglesias nació en un pequeño pueblo de A Coruña, en Galicia, donde desde su infancia más temprana sintió una inevitable atracción por la naturaleza. Fue en sus primeros años cuando se gestó su interés por la entomología, que más adelante, con la fotografía como soporte visual atemporal, se acabaría consolidando como un continuum en el tiempo. Ha escrito seis libros, así como multitud de artículos en revistas especializadas de fotografía. Y más de una treintena de sus imágenes han sido premiadas en los concursos de fotografía más relevantes de Alemania, Estados Unidos, Italia, España y Francia. Pero lo más destacable de su trabajo es que todo él ha sido llevado a cabo sin haberse desplazado ni tan siquiera de la provincia en la que siempre ha vivido. De palabras del propio autor, «la mejor herramienta de un naturalista es, sin duda alguna, la curiosidad, porque de ella nacerá el conocimiento que indefectiblemente mudará en admiración».

País Autor: