ALTA VELOCIDAD

19,13

Alta velocidad es una novela histórica basada en la construcción de la mayor red ferroviaria de Europa concebida para la circulación a alta velocidad. Empieza con la instrucción decretada por el general Narváez en 1845 para construir el ferrocarril en España y lleva a la construcción del túnel de Guadarrama, uno de los más largos del mundo. Describe quiénes participaron, qué hicieron y cómo fueron tomadas las decisiones que llevaron a tener la línea de alta velocidad Madrid-Barcelona. Luego muchas más. Políticos e ingenieros aplicaron infinidad de recursos para vertebrar el territorio. El ministro de Fomento encomendó a la Agencia ferroviaria el plan y en el equipo directivo entraron Diego y José Luis, que hubieron de hacer frente al proyecto y la construcción. Si no había ninguna experiencia anterior para circular a 350 km/h, acabó por ser un referente. Muchos puentes y túneles fueron obras que superaron algún tipo de récord, pero hubo decisiones que cuestionar y un grave accidente. Vendrían el tramo Ourense-Santiago, el túnel de Guadarrama, la Y Vasca y muchas obras más. Merino tenía unos objetivos inciertos, no coincidentes con ese reto.

Categoría: Código SKU: 9788417941048 Brand:

Información adicional

Editorial

Autor

Edición

1

Encuadernación

Rústica con solapas

Formato

15 x 22

ISBN

9788417941048

Páginas

364

Colección

Idioma

IBIC

AMX

Temática

Info Autor

Javier Puebla (Madrid, 1960) es ingeniero de caminos, canales y puertos por la Universidad Politécnica de Madrid; máster en construcción y mantenimiento de infraestructuras ferroviarias por la Universidad Politécnica de Cataluña; y máster en economía por la Universidad de Navarra. Ha escrito artículos técnicos de ingeniería publicados en la Revista de Obras Públicas, congresos, simposios y jornadas profesionales, y una novela para recordar una parte de la historia. El Gobierno de España decretó el inicio del ferrocarril y, acabando el segundo milenio, decidió hacer la línea de alta velocidad entre Barcelona y Madrid. Había que contar tanto trabajo y tesón.